design thinking que es

Design Thinking: Qué es y para qué sirve

design thinking que es

Design Thinking: Qué es y para qué sirve

¿Qué es el Design Thinking?

El desarrollo de nuevos productos y servicios, la innovación empresarial, solución de problemas… El Design Thinking es un proceso diseñado para facilitar la ejecución de dichas actividades. La palabra central que lo definiría es la innovación. Se trata de un método que tiene como objetivo fomentar la aparición de ideas creativas e innovadoras dentro de las empresas. 


Una de sus características es que su aplicación tiene como base las necesidades del cliente en cuestión. Es un proceso que busca fomentar la creatividad y la innovación, pero sobre todo hacerlo en respuesta a un problema específico. Sin un problema o necesidad por cubrir, el proceso no tiene sentido. 

¿Cual es el objetivo del Design Thinking?

El Design Thinking tiene como objetivo principal que el cliente o el consumidor se posicione como el centro de la innovación de una empresa. Se deja de lado, por un momento, el beneficio y la rentabilidad empresarial y se prioriza el desarrollo de ideas beneficiosas para el público objetivo de la compañía. Esto implica, por supuesto, que el proceso debe iniciarse comprendiendo a los usuarios, pensando en qué es lo que necesitan para, posteriormente, desarrollar una idea rentable en consecuencia.

Esta metodología ha conseguido que las empresas dejen de tener tan en cuenta las estadísticas y los informes mientras que ganan importancia el análisis personalizado de los hábitos del consumidor, una perspectiva mucho más cercana. En definitiva, su objetivo es conseguir que el proceso de desarrollo e innovación de las empresas tenga como centro las necesidades reales del cliente. 

design thinking

El proceso del Design Thinking

Aplicar el Design Thinking implica seguir una metodología desarrollada en la Universidad de Stanford, en 1970. Este proceso consta de 5 fases:

1. Empatizar

El primer paso es comprender las necesidades de los usuarios, qué es lo que quieren cuando, por ejemplo, compran nuestro producto. Este proceso abandona las tradicionales estadísticas de masas y se centra más en la investigación cualitativa como las dinámicas de grupo, observación directa… De esta manera se estudia exhaustivamente el comportamiento del cliente y se comprende su contexto personal para que puedan surgir ideas que satisfacen sus necesidades reales. 

2. Definir

Toda la información recopilada en la primera fase deberá organizarse y analizarse en profundidad con el objetivo de generar un relato coherente sobre lo que necesita nuestro cliente. La información innecesaria se detectará y descartará en esta fase. Posteriormente se analizará la información relevante con el objetivo de descubrir oportunidades de innovación. 

3. Idear

A partir de los datos obtenidos se procederá a la elaboración de ideas creativas. El foco de este proceso debe ser solucionar la necesidad detectada en el consumidor de una manera innovadora. Existen una gran cantidad de procesos que se emplean para desarrollar ideas creativas (brainstorming, pensamiento lateral, listado de atributos…). La selección de la técnica adecuada variará en función del equipo y de la naturaleza de la oportunidad de innovación (producto, servicio, estrategia…). 

4. Generación de prototipos

La fase anterior culmina con la concepción de una idea válida para solucionar el problema. El objetivo de esta fase es convertir esta idea en algo tangible para, así, poder perfeccionarla. Esto no implica necesariamente desarrollar un prototipo del producto; sería algo imposible de hacer trabajando, por ejemplo, en el desarrollo de una estrategia empresarial. Pueden emplearse dibujos, role playing, maquetas… En definitiva, cualquier método que nos permita hacernos una idea más exacta de si realmente sería efectivo. 

5. Testear

La última fase del proceso siempre será la comprobación de la eficacia de la idea. La fase anterior servía para hacerse una idea general de su funcionamiento, mientras que en esta se comprueba su eficacia con el propio cliente. En general tienden a emplearse métodos de investigación cualitativos como la entrevista personal o los focus groups. De esta manera se puede recibir el feedback necesario para determinar si la idea funcionará en la práctica o si, por contra debe mejorarse o descartarse. 

Design Thinking: ejemplos de éxito

Esta metodología ha sido el orígen de algunas de las ideas más innovadoras de estos últimos tiempos.

El ejemplo más conocido es el de AirBnB, donde la empresa invitó a sus empleados a viajar cómo lo hacían sus usuarios y vivir ellos mismos la experiencia que ofrecían. Esto permitió a la empresa conocer con una enorme exactitud el customer journey de sus clientes y, de esta manera, pudieron adaptar su oferta a sus necesidades. 

Otro ejemplo de Design Thinking muy representativo es el de Microsoft. La empresa tiene la creencia que pequeños cambios generalizados en los hábitos de las personas pueden significar grandes progresos. Querían reducir el consumo de papel en base a conseguir que las personas dejaran de imprimir, lo que significaba un incremento en el uso del cloud y otras herramientas para compartir documentos. En base a estas ideas y empleando el Design Thinking la empresa dió con el formato de presentación actual de algunas de sus herramientas con el objetivo principal de mejorar la productividad de sus usuarios y, por otro lado, conseguir reducir el consumo de papel.

Domina el Design Thinking en Epitech

El Design Thinking es uno de los aspectos que se estudian en nuestro Grado + Máster en Digital Management. Conocer el proceso en profundidad es esencial para el desarrollo y gestión de nuevas ideas. Este aspecto es aún más relevante en el ámbito digital, donde la constante evolución del panorama obliga a las empresas a innovar constantemente. 

Si quieres formarte en Digital Management con un plan de estudios basado en la formación práctica y con una empleabilidad del 99%, Epitech es la escuela ideal para ti. ¿Tienes alguna duda?

¡Infórmate!

Comparte este post:

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Estas { noticias } también te pueden interesar

Epitech es una escuela superior de informática fundada el año 1999 y que forma en 5 años a expertos del sector. Permite convertir la pasión por la informática en una profesión de futuro gracias a su pedagogía innovadora basada en la realización de proyectos. Epitech está presente en 13 ciudades Francesas, una en Estados Unidos (Nueva York) y en otras 5 ciudades europeas : Barcelona, Madrid, Berlín, Estrasburgo y Bruselas.
Epitech otorga el título de Experto en Tecnologías de la Información equivalente al grado + Master, reconocido en Europa (nivel 7 de la EU) y homologado por el estado Francés en el Nivel 1 en la Comisión Nacional de Certificaciones Profesionales (CNCP) .

Copyright 2021 © Epitech España – Todos los derechos reservados

X